NUESTROS CEPILLOS

Disponemos de cuatro tipos de cerda para que puedas elegir la qué más se adapte a tus necesidades

Babu tamaño normal

Con 18,5 cm de largo y una cerda más alta y larga que la de tamaño pequeño, este cepillo es aconsejable para la generalidad de los adultos. Las cerdas fueron diseñadas en un formato creciente para llegar a los puntos más difíciles, creando un cepillado más eficaz.

Disponible en las cerdas extra suave, suave, mediana y firme.

Babu tamaño niño

Con un mango de 14 cm y una cerda de 2 cm de largo, este cepillo ha sido diseñado para una perfecta adaptación a la muñeca y la dentición de un niño. Además de proporcionar una higiene oral eficaz, es también una forma de demostrar la importancia del respeto ambiental a las generaciones venideras.

Disponible en cerda extra suave

RECOMENDACIONES

Hábitos sencillos para una buena higiene bucal

MANTENER EL CEPILLO EN UN LUGAR SECO

Como el bambú es un material absorbente, es aconsejable después del cepillado dejes tu Babu en un lugar seco y / o sin contacto permanente con el agua, ya que si está en contacto con líquidos el mango cogerá humedad, dejándolo con un aspecto más oscuro.

NO FUERCES TUS ENCÍAS

A veces al lavar los dientes podemos ejercer demasiada fuerza sobre los dientes y las encías, haciendo daño. También es posible que la cerda que utilices no sea la adecuada, debiendo ser un poco más suave o más dura, según tu preferencia. Aconsejamos que observes y experimentes el tipo de cepillo adecuado para ti, ya sea suave o mediano.

EVITA EL CONTACTO CON GÉRMENES Y BACTERIAS

Ten en cuenta el lugar donde dejas tu cepillo una vez que puede contener bacterias procedentes de otros utensilios o incluso de otros cepillos más antiguos y desgastados que estén en contacto directo.

CAMBIA DE CEPILLO CON REGULARIDAD

Lo aconsejable es cambiar a cada 2 o 3 meses de uso o cuando las cerdas ya están lo suficientemente gastadas para que tu cepillado ya no sea eficiente. Pero no sólo el tiempo de uso es relevante para decidir cuándo cambiar, en caso de gripe, infecciones orales u otras enfermedades que afecten a tu higiene bucal es altamente recomendable cambiar tu cepillo por uno nuevo.